E.C.H.E. 2014-2020

Erasmus Policy Statement

Política Erasmus

PRÁCTICAS EN EMPRESAS DE LA UNIÓN EUROPEA

Las becas Erasmus+ ofrecen a nuestros alumnos la oportunidad de realizar prácticas en empresas de países de la Unión Europea.

A través de estas becas, los participantes pueden perfeccionar el uso de un segundo idioma, conocer otros países y culturas de la Unión Europea y acercarse a otras formas de trabajar.

PARA CICLOS DE GRADO SUPERIOR

PRÁCTICAS PARA EL MÓDULO DE FCT:

Estas prácticas corresponden al módulo de FCT. El periodo es dos a tres meses, en el mismo trimestre que para la FCT en España.

PRÁCTICAS COMO NUEVO TITULADO:

Dentro del año siguiente a la finalización del ciclo, el nuevo titulado podrá realizar prácticas en una empresa. Participamos en esta modalidad a través del Proyecto Carthago.

Ambas modalidades son independientes, el alumno puede participar en una de ellas o en las dos.

BECA 0: Es posible participar en el programa sin beca.

PARA CICLOS DE GRADO MEDIO

PRÁCTICAS PARA EL MÓDULO DE FCT:

Estas prácticas corresponden al módulo de FCT. El periodo es dos a tres meses, en el mismo trimestre que para la FCT en España.

Eramus+ República Checa

Erasmus: La mili del siglo XXI


3 años siguiendo la meta de terminar mi FP fuera de la frontera. Aprender mi vocación viajando. Nuevas vistas, nuevo idioma, nuevas personas, nuevas culturas, nuevas experiencias. Parecía tan lejano… Y ya está.

Lo conseguí.

Recuerdo que mi tutora me contaba que debería salir hacia Praga el sábado, que el lunes 11 de marzo empezábamos las prácticas y que «será mejor que me haga a mi casa temporal cuanto antes». Mientras leía los correos, todo parecía un sueño. ¿Estaba ocurriendo de verdad? Creía que no llegaría, pero ahí estaba yo, mirando vuelos, escogiendo maletas, vaciando mi armario en la cama. Puedo ver cómo me asaltaban mil preguntas, y la mayoría me preocupaban poco. En mi cabeza sonaba “A million dreams” de la banda sonora de The greatest showman, porque en ese momento mis sueños estaban a menos de una semana que comenzar.

La beca Erasmus… Alguna vez pensaste en ella, ¿verdad? Hay quienes sueñan con ella, con alcanzarla, coger el petate y largarse, y yo era una de ellas. Un nuevo país, gente de todas partes, fiesta, cultura, gastronomía, libertad… Todo un despertar para tus sentidos. Pero, ¿está hecha para ti? Por lo pronto, el título de este artículo puede sonar algo duro, pero creedme que no estoy tan equivocada.

Te voy a contar lo que he aprendido gracias a esta experiencia. Tal vez al terminar este artículo tengas seguro que quieres salir y vivir esta increíble oportunidad como muchos desde 1987 hemos hecho, o incluso puede que decidas que definitivamente no te atrae la idea. La cuestión es que de alguna manera me gustaría servirte de inspiración, guía y sobretodo, ayuda. Aunque ya hablaremos de las conclusiones más adelante.

No te voy a mentir. De hecho, quiero ser lo más realista contigo. No quiero venderte una idea y que luego sea otra.

ES. MUY. DURO.

Llegas tú y toda la ilusión del mundo a un país desconocido y completamente solo. Bajas del avión y vas hasta tu zulo temporal creyendo que sabes lo que vas a vivir y lo que vas a adquirir en estos meses, pero no tienes ni idea. Vas a nada más y nada menos que aprender a vivir a base de ostias, y por supuesto, eso no te lo dicen. Al menos… no así. La emoción te nubla la mirada y tu mini-tú interno te ensordece con sus ganas de que mañana mismo cojas el avión y te vayas, y cuando te advierten de lo que realmente es un Erasmus no te estás enterando a lo que estas accediendo. Así que… que no te engañen y sobretodo… no te engañes.

Cuando vas de Erasmus, aprendes muchas cosas. Aprendes a ahorrar, a aguantar, a estar solo… Entiendes lo mucho que necesitas a tu familia, amigos, y echas muchísimo de menos cosas que a lo mejor en la rutina incluso odiabas. El cocido de tu madre está más bueno ahora que no puedes comerlo, y las verduras no están tan malas cuando no te queda mucha cosa en el frigo. Y qué vergüenza cuando le preguntaste a un dependiente algo y no supo contestarte porque no te entendía. ¿Esto es agua con gas? ¿Aquí no beben agua normal? Vaya… resulta que esto es lo que sienten los guiris en España cuando les hablamos más alto en español y siguen sin entendernos… Todo está mal. A veces puede que creas que te has equivocado, que no tendrías que haber venido. «¿Qué necesidad tengo de vivir esto, con lo fácil que habría sido quedarme en España?».

Pero… también aprendes a hacer amigos. Aprendes cosas de los lugares que visitas y la gente que conoces como culturas, comidas, e historia. Aprendes a cocinar, y a reírte de ti mismo cuando algo sale mal. Pierdes la vergüenza, y ganas en educación. Aprendes a sonreír a pesar de todo, y a mirar el lado de las cosas. Aprendes a decir: no, esto no me va a amargar el día. Aprendes a que perderse no es el fin del mundo, y que incluso has encontrado una tienda local muy chula gracias a eso. Aprendes a valorar lo que tienes en España, y entiendes mejor tu propia cultura. Aprendes de ti, y entiendes cosas de ti mismo que antes no veías. Te haces más fuerte, más maduro. Dejas atrás una parte de ti que (si quieres) podemos llamarla la «mimada». Dejas de estar bajo la mirada de tus padres para estar bajo tu propio criterio, tus propias normas, tus propias decisiones. Y aprendes tanto que… «cuando te vas, eres estudiante. Pero cuando vuelves, eres persona.» 😉

Así que sí. Es duro. Pero nadie dijo que era fácil. La frase sería que «no es un camino de rosas», pero… Cuando vas cruzando por este camino, tienes partes que pinchan y partes que están bien, pero cuando sales y miras atrás puedes ver que has cruzado un rosal precioso. Puede que sí sea un camino de rosas, pero no el que tú piensas.

Puede que llegues tu primer día, hagas la compra con la esperanza de aprender a cocinar como un autentico realfooder, finalmente sintiéndote de lo más pardillo del mundo mirando etiquetas sin entender ni jota y comprando paquetes industriales de pasta. Puede que se te rompa una botella de aceite virgen extra español (con lo que te ha costado encontrarlo) y se te rompa en medio de la calle, se te llenen las bolsas de aceite, y cuando crees que no puede ir peor empieza a llover. Puede que creas que vas a hacer amigos, o que vas a estar más solo que la una, y al final te sorprendas (pasa, os lo juro. En cualquier caso pasa). Puede que llegues a tu residencia, te presenten a tus compañeros de cuarto y pienses que vais a ser grandes amigos, y acabes en el cuarto de baño llorando porque te sientes solo. Puede que tu compañero de cuarto sea un borde de cuidado, un guarro, o un encanto. Puede que pienses que nada puede sacarte una sonrisa, que todo es una mierda, y un perrito sonriendo en los brazos de su dueño en el metro lo consiga. Puede que creas que por fin tienes un buen día y el cajero del súper te hable mal y te arruine el día. Puede que te pierdas, no encuentres el tren que tienes que coger y encima no encuentres a nadie que hable un idioma que conoces, pero incluso sin saber cómo ayudarte, alguien decide ayudarte, buscan si alguien puede y al final todo sale bien. Puede que creas que ese lugar no es el tuyo cada dos por tres, hasta que haces turismo y ves las maravillas de tu ciudad. O puede que creas que has nacido para ir a una ciudad de clima frío, y luego resulte que eres más murciano de lo que pensabas. Puede que no quieras conocer españoles, y al final hacéis piña y os lo pasáis pipa. O puede que conozcas nativos y gente de otros países que os hagan enamoraros de la experiencia…

Pase lo que pase, cuando vuelvas, desearás haber tenido más tiempo, o incluso quedarte si te ha gustado mucho el país. Tendrás ese sabor agridulce que combina el «home sweet home» con el «me faltó por ver x sitio». Y sobretodo tendrás un montón de recuerdos, anécdotas y experiencias increíbles que te habrán convertido en la persona que eres.

Así que… no te cortes, no te desanimes, no desistas. Estudia, aprueba, aprende, y viaja. Fija tus metas y ve a por ellas. La experiencia Erasmus es una de las mejores maneras que he conocido de aprender a vivir.

Que… ¿si está hecho para ti?

Eso lo elijes tú. Pero en mi opinión… debería ser asignatura obligatoria.

 

Alejandra Baño Pagán
Ciclo de grado medio Video Disc Jockey y Sonido.
IES Ramón y Cajal
FCT en la República Checa

Eramus+ Berlín

 

«El viajar mata los prejuicios y elimina la ignorancia. Por ello un criterio amplio de la gente y la vida nunca será alcanzable si nos sentamos en nuestro propio rincón del mundo.» Mark Twain.
Fadwa Mazari. Asistencia a la dirección bilingüe.
Prácticas FCT en Berlín. 2018.

Eramus+ Cork

José Antonio Hita Carmona. Asistencia a la dirección bilingüe.
Prácticas FCT en Cork.

Eramus+ Holanda

Decidí hacer las prácticas en el extranjero para perfeccionar mi inglés y poder abrirme puertas en un entorno internacional de cara al futuro. Al principio todo fue un caos, tenía que encontrar unas prácticas y alojamiento, como veis en la foto elegí Holanda y por si alguien está pensando en venir aquí mi mensaje es: parece imposible, pero no lo es. En este país el alojamiento es una carrera de obstáculos constante con unos precios que ni el mismísimo Hollywood, pero con paciencia y con mil millones de apps de habitaciones se puede conseguir una sitio por un precio «razonable». 

Mi experiencia en general está siendo mucho mejor de lo que esperaba, (aún sigo aquí porque decidí hacer unas prácticas más largas) trabajo con gente de todos los países del mundo y en una estructura nada parecida a lo que acostumbramos en España. En mi empresa no hay paredes, no hay despachos, tan solo una sala de reuniones acristalada por lo que nunca he tenido que pasar por el trago de «ir al despacho del jefe». La comunicación es algo que aquí valoran por encima de todo y se hace imprescindible para poder trabajar en equipo. Yo, sinceramente, nunca me he caracterizado por ser una persona con el don de la comunicación y durante este tiempo he aprendido a comunicarme de una manera eficiente para conseguir mejores resultados y que eso obviamente se viese reflejado en mi trabajo. En estos meses he aprendido absolutamente de todo, desde B2B pasando por linkbuilding y estrategias de comunicación, redes sociales, SEO, atención al cliente y un largo etcétera. Poco a poco he ido adquiriendo más responsabilidades y con ello más conocimientos en cada una de las áreas. Los workshops que nos han dado en mi empresa han sido realmente útiles y considero que mi formación es mucho más completa después de esta experiencia. Por supuesto no me arrepiento en absoluto de haber tomado esta decisión y de momento no tengo pensado volverme, Amsterdam es una ciudad que enamora. 

Para concluir me gustaría decir que un grado superior es una formación completa, que yo estoy haciendo lo mismo que gente con carrera, con máster, con bachiller e incluso algunos sin bachiller. Si hay algo que realmente te gusta, se nota, y simplemente con dedicación y esfuerzo puedes llegar a donde te propongas. Si alguien lee esto y está con la duda, hazlo, porque te aseguro que no te vas a arrepentir. Doei!

María Garrido – Prácticas en Online Marketing.

Eramus+ Budapest

Yo José Ángel, alumno de CIFP Carlos III, estoy desarrollando mis conocimientos aprendidos durante 2 años en la capital de Hungría (Budapest). Gracias al centro por ayudarme a través del proyecto Erasmus+, puedo disfrutar de vivir una experiencia única que pasa una vez en la vida. Este tipo de proyectos son los que «sin duda alguna», nos ayudan a marcarnos un camino en el mundo laboral globalizado en el cual vivimos hoy en día.

José Ángel López Pelegrín.

 

Eramus+ in Belgium

To begin with , I would like to thank CIFP Carlos III, its team and also Erasmus+ programs for giving me the opportunity on taking part of this experience.

My stay in Belgium was a one time opportunity experience which I would definitely do again. I got to know a different culture and also learned how to communicate and live in a different environment. I really enjoyed working in the company which I found, DB Schenker, due to the fact that working for the Export team was such a nice and peaceful environment , I could say that I was very lucky to find such team. One of the best memories that I’m taking with me is that I got the opportunity to go to the annual event which DB Schenker holds, this time it was in Germany, which I also was lucky to be part of their football tournament.

I learned so much working for such company and also the fact of leaving abroad, thanks to this I really feel that I have grown both personal and professionally. Being able to participate in such program, like Erasmus+, gives you the opportunity to learn, grow and find out what you are really worth and capable of.

If you have the smallest chance of being able to be part of Erasmus+ and going abroad to do your internship , don’t even think about it twice!! Just do it!!

Schenker Brussels team

Eramus+ Malta

Alumnos del IES Aljada en Malta

José Antonio Ruiz Aroca
Ciclo formativo de grado medio de Gestión Administrativa

 

 

Rubén Mula Bautista
Ciclo formativo de grado medio de Electricidad y electrónica

 

Rubén y José Antonio junto a su coordinadora Erasmus+

Eramus+ Malta

Estimados futuros Erasmus: Erasmus es un programa que recomiendo a ojos cerrados. Recuerdo que yo tenía muy claro que quería participar incluso antes de estar matriculado en FP, y después de ello, pregunté ansioso información al instituto varias veces desde el minuto cero hasta que lo logré. Desde el momento en que fui seleccionado hasta el momento en que aterricé en Malta, fui preso de un cóctel de emociones que incluía un 90% de ilusión y un 10% de nerviosismo y miedo, maravillosa sensación.

Nada más llegar, pude apreciar todo un entramado de caminos rústicos y emblemáticas vistas a izquierda y derecha del taxi que me llevaba a casa desde el aeropuerto. Mi consejo es que absorbáis cada detalle desde el primer momento y no perdáis ni tan sólo un minuto de vuestra estancia, aprovechad para aprender y disfrutar esas cosas únicas que sólo ocurren cuando dejas el nido.

No cometáis el mismo error que yo de idealizar y hacer expectativas sobre nada, puesto que la realidad será distinta y no por ello desagradable. Debo confesar sobre mi piso de estudiantes, que ni estaba cerca de mi lugar de prácticas, ni me tocó el compañero perfecto, pero eso no me impidió aguantar y sonreír viendo el lado positivo de todo lo que estaba viviendo. Va a ser duro adaptarse y gestionar tu propia independencia, pero no será más que una pequeña piedra en el camino que superarás con facilidad.

En tan sólo dos semanas viviendo sólo, alejado de todo lo que forja mi vida en España y fuera de mi zona de confort, he aprendido a valorar más aún si cabe todo lo que tengo y todos quienes me rodean, pues Erasmus no solo es un desplazamiento de aprendizaje educativo, sino también de crecimiento personal. Y si tienes miedo, hazlo con miedo, pues la vida es de los valientes y merece la pena arriesgarse con ésta experiencia, pero que nunca falte la emoción, el entusiasmo y el espíritu aventurero.

El turismo en Malta es muy abundante, de todo tipo y ninguno defrauda. Tienes desde playas, cuevas y paisajes de en sueño, hasta castillos medievales y fuertes de la Segunda Guerra Mundial. Ésta pequeña isla llena de colores, vistas e historia es muy activa, y siempre tiene algo con lo que sorprenderte, por lo que no te dejes llevar sólo por la típica guía turística, sal a descubrir y encontrar todo lo que puede ofrecerte ésta joya del Mediterráneo (o la ciudad en la que estés).

Hablando del Inglés, diré que las primeras semanas no fueron fáciles que digamos, pero os puedo asegurar que conforme pasan los días, algo se desbloquea en tu cerebro que vas entendiendo cada vez más y más, se van desempolvando palabras que creías olvidadas, el miedo a hablar por no equivocarte va desapareciendo y casi sin darte cuenta en pocos días mejoras mucho y a muy buen ritmo, por lo que os animo a experimentar el sueño de poder comunicarte y conocer personas de todas partes del mundo.

En resumen, aunque todo no ha sido como creía, no cambiaría absolutamente nada de lo que me ha pasado porque forma parte de todo lo aprendido. Me llevo a Murcia muchas anécdotas, pero sobretodo buenos amigos que ahora ocupan un lugar especial en mi vida. Y sólo me queda decir, que agradezco la oportunidad que se me ha brindado de cumplir éste objetivo tan luchado, ahora formo parte de todos los que dicen “Yo hice Erasmus”. 

 
Cristian Castillo Ríos
Ciclo de grado medio Farmacia y Parafarmacia
IES Ramón y Cajal
FCT en Malta

Eramus+ Alemania

Desde el primer curso del ciclo, que me comentaron que existía la posibilidad de irme de Erasmus, la estuve contemplando. Me dije de aprovecharlo e irme al extranjero a hacer las practicas. Pero sólo era una idea que estaba ahí, en un rincón, y que no tenía mucho peso.

Fue en el segundo año, cuando la cosa ya se puso más seria, y me senté a pensar en ello, a plantearme las distintas posibilidades, los pros y los contras.

Ciertamente, habían muchos contras, más que pros luego a luego, debido a diversos motivos personales. Pero, por otra parte, el hecho de irme a Berlín a hacer las prácticas, era algo que me hacía realmente ilusión, y una experiencia que quería llevarme para casa. Y de verdad, que es de las mejores decisiones que he podido tomar en mi vida.

Si cualquiera se ve en la misma tesitura, hace una valoración sobre el tema, y le ve más contras que pros al asunto, sinceramente, en tres meses esos contras van a seguir probablemente ahí, y quizá se les pueda encontrar compatibilidad si se quiere con el hecho de irse de Erasmus. Y los pros van a crecer y a volverse posibles armas que, quizá, se puedan usar para combatir esos contras que te tiran a quedarte en España. En mi caso fue así en algunos aspectos.

Hay que pensar en el Erasmus, no ya sólo como una oportunidad para crecer en los aspectos laborales, si no también personales (de hecho yo le daría más peso a esta segunda que a la primera) y cualquiera que se ha ido de Erasmus os va a decir lo mismo, tenedlo por seguro.

Desde el día anterior a mi vuelo a Berlín, no dejaban de rondarme por la cabeza mil movidas, cosas que dejaba atrás, que eran las mismas que me hacían dudar si tirar hacia delante con el Erasmus. No sabía muy bien qué me esperaba a 3000km, pero la verdad es que me daba un poco igual. Iba preocupado, pero también iba con ambiciones y con ganas de conocer Berlín.

Las dos primeras semanas en la ciudad, tuve mis altibajos emocionales. Debido a diferentes problemas que se me cruzaron por el camino estando ahí, pero después de esas dos semanas, empezó una experiencia que volvería a repetir mil veces más (En tres meses es imposible empaparte de Berlín por completo, de hecho, creo que es imposible empaparte completamente de ella nunca. Es infinita) Aprecié tras esas dos semanas de bajón lo que era realmente esa ciudad, la gente, la mentalidad global, la cual se adueña de ti seas de donde seas, e independientemente de tu forma de ser. Si sales de tus cuatro líneas que te delimitan el negro y el blanco, claro.

Hablo de Berlín, porque es la ciudad en la que estuve yo, y personalmente, se la recomiendo a cualquiera. Independientemente de tus, gustos, ideales, y lo que sea que te haga pensar que Berlín no es para ti. Pero al igual que Berlín, cualquier otro lugar fuera de las puertas de España, va a significar una experiencia increíble y única. Con sus días de mierda y sus días que van a quedar en el recuerdo para siempre, por haber experimentado situaciones tan increíbles que vas a querer volver a ellas una y otra vez.

Antonio González Krause
Ciclo de grado medio Video Disc Jockey y Sonido.
IES Ramón y Cajal
FCT en Alemania

 

Eramus+ Londres

 


Poder realizar mis prácticas en el extranjero ha sido una experiencia increíble e inolvidable.
Mi estancia en Londres no solo ha sido una oportunidad para formar parte de una empresa extranjera, sino para poder conocer una decena de culturas y poder sumergirme en un ambiente internacional como mi grado educativo exige.
Si tuviera la oportunidad repetiría sin dudarlo.
¡Además el tiempo se portó muy bien conmigo!

Michael Andrés Ángel Alcívar.
Comercio internacional bilingüe.
Prácticas FCT en Londres.

Eramus+ Cracovia

El año pasado terminé el ciclo superior de DAM (desarrollo de aplicaciones multiplataforma) en Caravaca y tras las prácticas en Murcia, después de mucho meditar si continuar en el mundo laboral o hacer otra cosa, al final me decanté por hacer el ciclo superior de DAW (desarrollo de aplicaciones web) en el CIFP Carlos III.
Unos de los motivos principales que me impulsaron a hacer el ciclo en Cartagena fue el querer hacer las prácticas en el extranjero, no podía dejar pasar la oportunidad.
Desde siempre me ha encantado salir fuera de mi burbuja de confort para conocer nuevas personas y distintas culturas e idiomas y es por ello que ya había estado previamente antes de hacer las prácticas de trabajo en Polonia en Bélgica, Alemania, Hungría, Rumanía y Finlandia.
Cuando fui seleccionado para hacer las prácticas con ayuda de la beca Erasmus+ intenté por mi cuenta buscar una empresa en Alemania pero debido a los exámenes finales y al poco tiempo del que dispuse no encontré ninguna, así que finalmente el centro me propuso hacer las prácticas en Portugal, Inglaterra o Polonia.
La causa de mi elección de Polonia no la tengo clara ni yo, seguramente se debiera a que Polonia es un país limítrofe con Alemania y me gustaría acabar trabajando allí más pronto que tarde, en cualquier caso no me arrepiento de la decisión.
En mi estancia en Polonia, visité Varsovia dos ocasiones y también visitamos algunos pueblos cercanos a Cracovia.
Cracovia está dividida en el casco antiguo que ocupa toda la parte central de la ciudad. Por ella no se permite el acceso al tranvía ni vehículos a motor (a excepción de ambulancias y coches de policía) convirtiendo toda la zona en un espacio ideal y precioso dar un paseo, ir a tomar unas cervezas, a cenar y visitar lugares mágicos como el castillo de Wawel, la basílica de María, la torre del Ayuntamiento, el museo subterráneo, etc.
La historia de la ciudad es muy graciosa, trata sobre un malvado dragón, una princesa, el río Vístula y el ingenio de un campesino, te invito a buscarla que seguro que te asombrará, es por ello que el logotipo de la ciudad es un dragón.
Cracovia al ser la segunda ciudad más grande de Polonia y la ciudad favorita para los estudiantes es una ciudad completamente joven y multicultural, el idioma dominante es el inglés por lo que no me fue ningún problema comunicarme con casi cualquier persona, de hecho, encontraba con bastante asiduidad a gente que hablaba castellano.
Lo bueno de vivir en grandes ciudades es que rápidamente te acostumbras del ritmo de vida y al ser una ciudad tan viva siempre puedes encontrar cosas para hacer como: conciertos, ponencias, monologos, quedadas para practicar X idioma o simplemente para conocer personas por no hablar de la famosa mina de sal, la fábrica de Schindler, el set de rodaje de la película de ‘La lista de Schindler’ de Spielberg y por supuesto, como no olvidar, el campo de concentración de Auschwitz.

Mi recomendación final es que si tienes la oportunidad de hacer las prácticas en otro pais ni te lo pienses, al final, donde vayas es lo de menos.
Es de lo mejor que puedes hacer para abrir la mente, mejorar el inglés, aprender algo del idioma local y… ¿quien sabe?, igual te quedas allí permanentemente.
Lo pasarás mejor o peor pero la experiencia de esos tres meses te garantizo que será única. 🙂

Do widzenia!

Jesús Valera Reales.

Eramus+ Breslavia

 

No sólo aprendes idiomas y nuevas costumbres, sino que disfrutas de cada segundo, ya que sabes que es una oportunidad única. Sin duda, si tenéis la oportunidad, coged la beca Erasmus.
José Vicente Vallejo Martínez. Transporte y Logística.
Prácticas FCT en Breslavia.

Eramus+ 2017 Bologna (Italia)

Sept-Dic 2017. BOLOGNA (ITALIA)

Bolonia es una ciudad preciosa, llena de vida, de fiesta, de estudiantes de todo el mundo, con una gastronomía exquisita y unos vinos excelentes.

Lo más emblemático de Bolonia son las “Due Torri” (Las Dos Torres). En la Edad Media, las familias más ricas construían torres como símbolo de poder y riqueza, a la par que valían para defenderse y controlar al enemigo. Hoy día solo quedan estas dos torres, Garisenda y Asinelli, conocidas comúnmente como las Gemelas. Una de ellas, la más baja, sufre una fuerte inclinación debido al hundimiento de la tierra.

También  comentar de Bolonia que posee la universidad más antigua de Europa, la cual tuve la suerte de visitar.

Mi experiencia en la empresa de marketing donde realicé mis prácticas, ha sido muy positiva: he podido realizar diferentes tareas en distintos departamentos de la agencia. Además mi jefa (que hablaba español y era una enamorada de nuestro país) y mis compañeros, fueron muy acogedores y me hicieron sentir cómoda en todo momento. Otro punto positivo, ha sido el poder aprender otro idioma, el italiano.

Por otro lado, he tenido la oportunidad de conocer gran parte del norte de Italia, ciudades tan bonitas como Venezia, Florencia o Milano.

Ha sido muy enriquecedor tener la posibilidad de disfrutar de una beca Erasmus+ y conocer otro país y otra cultura. ¡Lo recomiendo a todo estudiante!

Saluti a tutti!

Arrivederci!

Mª del Mar Hernández Oliva. Grado Superior Administración y Finanzas a distancia.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial